miércoles, 19 de febrero de 2014

OTRA MONTAÑA DE PAÑALES

Vivir cerca del cielo de los Pirineos, es lo que tiene, que hay mucha gente aficionada en Huesca a la montaña. Para unos padres muy montañeros fue este encargo de sus compañeros de empresa. Una pila de pañales ( calculamos que el bebé tendrá 18 años cuando los gaste) y un montón de cosas prácticas de este segundo pico que consigue ascender La Mariquita de Colores. (El primero fue éste)

Os mostramos la foto y luego los detallines.


Para subir una montaña semejante comenzamos desde abajo. Y lo primero es
ir bien calzado. Y si es con unos patucos artesanales, sello de La Mariquita de colores, hechos a manos por nosotras mismas mejor que mejor. Desde aquí se ve imposible hacer cumbre...


 

Bien calzados, y también abrigaditos, con unos pijamas para pasar el invierno tan ricamente. Éstos nos los vigila una rana muy simpática, que vive en el lado al pie del monte.
 
 

Comenzamos la ascensión y al principio del camino nos encontramos un caballito muy salao que nos deja montarnos y nos lleva a la cima en un pispas.


Nos deja al lado de una cabra muy fotogénica. Le encanta posar, porque es un ejemplar único que ya ha salido varias veces en National Geographic.


Por favor, y qué os voy a decir de la ardilla, si es que es muy tierna... mira que carilla....



 
 Por fin hacemos cumbre. Hemos subido por una montaña de suave toalla, hasta la cima nevada de toallita limpiadora para bebés y babero bordado de Chocolat Baby. El trabajo ha merecido la pena.


Lo mejor de todo, es que nos enteramos por la calle de que esta tarta había gustado muchísimo, porque la sorpresa fue mayúscula y hasta los yayos del bebé que lo recibió iban contando el regalo tan grande y tan bonito que les habían hecho. Y eso... como diría aquel... llena de orgullo y satisfacción. Qué os parece.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...